Australia: Un Continente a la deriva | Documental Completo

Please login in order to report media.

  • Subido 1 year ago in the category Ciencia y Tecnología

    ▶ TODOS NUESTROS DOCUMENTALES COMPLETOS AQUÍ: http://planetdoc.tv/lista-documentales-completos
    "Australia.

    Un Continente a la deriva" documental completo en el cual descubrimos como los animales que poblaban esta zona del supercontinente Gondwana han ido evolucionando a medida que lo hacia el continente australiano a la deriva por el océano.

    La historia de los habitantes de esta Terra Australis se remonta a los lejanos días en que todos los continentes del sur estaban unidos.

    Entonces el mundo era un lugar más cálido y húmedo donde gigantescos saurios dominaban una zoología en permanente evolución.


    Los vestigios de aquella jungla universal aún se conservan en el nordeste australiano albergando a los herederos de los extintos dinosaurios.



    Las aves son las más numerosas en este mundo verde y sofocante.

    Su capacidad de volar les evitó el aislamiento que Australia impuso a sus criaturas terrestres y las nuevas aves que surgieron de la competencia con las especies del resto del mundo llegaron hasta estas selvas jurásicas y se quedaron para siempre.

    En aquellas lejanas selvas de hace cien millones de años vivían distintos tipos de mamíferos que apostaban su perpetuidad con diferentes formas de reproducirse.


    Los monotremas, los más antiguos, eran mamíferos pero ponían huevos; los euterios parían hijos totalmente desarrollados y los marsupiales, a caballo entre los dos, concluían el desarrollo de sus crías en el exterior.



    Las selvas sudamericanas son, como las de Australia, parte del escenario de la antigua Gondwana.

    Entonces monotremas, marsupiales y euterios coexistían en las selvas primigenias.

    Pero los últimos fueron poco a poco ganando terreno conforme sus nuevos prototipos evolutivos iban mejorando.

    Los nuevos placentados eran más inteligentes y desplazaron de la gran mayoría de sus hábitats a los monotremas y a los marsupiales.

    Pero la derrota no fue tan absoluta como se tiende a pensar.

    Porque las noches sudamericanas siguen escondiendo viejos fantasmas de Gondwana.

    Cuando Australia se separó de la masa continental ningún mamífero euterio poblaba sus territorios.

    Y la isla gigante partió hacia el norte dejando a sus marsupiales y monotremas libres de competencia.

    Era solo el principio de la gran aventura marsupial; un periodo de grandes cambios.


    En su viaje hacia el norte Australia se iba calentando y sus selvas fueron perdiendo terreno.

    El clima de la isla cambiaba progresivamente.

    Las plantas tuvieron que adaptarse o morir.

    Cada cambio en el clima suponía un cambio en la vegetación y cada uno de éstos era seguido por un sinfín de adaptaciones por parte de los animales.



    Y Australia seguía ganando norte en su lento viaje por el océano Indico.

    Cuanto más se acercaba al trópico de Capricornio más templado se volvía el clima.

    La vegetación se abrió en grandes praderas a lo largo de vastos territorios antaño ocupados por las selvas.

    Los pastos se adueñaron del paisaje y aparecieron nuevos colonos zoológicos, algunos de ellos parientes cercanos de aquellos que aún viven escondidos en las últimas junglas australianas.
    Los árboles de la selva siempre fueron un lugar de refugio y expansión para los marsupiales.

    La apertura del follaje debido al calentamiento del clima supuso la colonización de praderas y herbazales.

    El koala consiguió colonizar el bosque de eucaliptos a través de una adaptación que parecía imposible: alimentarse de sus hojas.

    Las hojas de los eucaliptos son un combinado de alimento de baja calidad, materia indigerible y venenos activos.

    El que consiguiera la improbable tarea de sacarle provecho a tales hojas no tendría competencia alguna.

    Y el koala lo consiguió.
    El koala es un ejemplo de la increíble versatilidad adaptativa de los mamíferos marsupiales australianos.



    El ornitorrinco es una de las tres especies de mamíferos monotremas que ponen huevos, vive en algunos ríos del este australiano.

    Los otros dos son equidnas: el de hocico largo de Nueva Guinea y éste, el equidna de hocico corto, hoy extendido por toda Australia.

    El ornitorrinco tiene hocico de pato, patas de nutria y cola de castor y es venenoso.

    Australia sigue su lenta peregrinación hacia el norte a una velocidad de seis centímetros al año.


    Hoy apenas un estrecho separa la fauna de dos continentes pero ¿qué sucederá cuando los animales de Asia y Oceanía entren plenamente en contacto? Grandes cambios se perfilan en el futuro incierto de este continente austral.

    Es fácil imaginar que la evolución de sus paisajes y animales sufrirá grandes cambios.

    Pero, probablemente, cuando nuevas criaturas especializadas se adapten a bosques o desiertos de condiciones extrañas haciendo desaparecer a muchos de los prototipos evolutivos que hoy dominan en Australia; en lo más profundo de su espesura, con su pacífica y arcaica forma de vida, seguirán existiendo equidnas y ornitorrincos.

    Y, como en la lejana Gondwana, también allí los mamíferos pondrán huevos.

  • australia:uncontinenteladeriva|documentalcompleto